Financiamos su tratamiento

LIPOSUCCIÓN: todo lo que debes saber antes de someterte a esta operación

La liposucción es una intervención que tiene como objetivo, trabajar sobre zonas corporales donde existe una acumulación de grasa. Debemos hacer hincapié en que no es una solución a problemas como la flacidez o la obesidad sino que es una una cirugía que trata zonas muy específicas como puede ser el abdomen, las ‘cartucheras’, la cara interna de los muslos y rodillas, los brazos, etc.

¿En qué consiste la liposucción?

Se trata de una técnica para moldear el cuerpo mediante la eliminación del tejido adiposo sobrante y rebelde que no podemos eliminar con dieta y ejercicio. Realizamos la extracción de grasas mediante la introducción de una cánula conectada a una máquina de vacío que aspira la grasa de la zona tratada.

La liposucción es una intervención quirúrgica que se puede realizar con anestesia local y sedación o con anestesia general dependiendo de las zonas a tratar.

Una de las cosas que se deben tener en cuenta es que si la elasticidad de la piel se ve disminuida tras la intervención, podrían quedar irregularidades y zonas deprimidas que posteriormente se pueden corregir.

En el instituto Natividad Cano combinamos la liposucción con la tectología RFAL (Bodytite, Facetite Acutite) para obtener mejores resultados estéticos y favorecer la retracción de la piel.

En Instituto Natividad Cano siempre realizamos la intervención en quirófano, y junto al cirujano plástico hay un equipo compuesto por anestesiólogo, enfermera y auxiliar de enfermería. Todos trabajando para lograr los mejores resultados.

¿En qué consiste el post operatorio?

La recuperación de una liposucción es gradual, y depende al 100% de la zona tratada.

En el post operatorio de la liposucción es necesario una noche en el hospital, siempre que la zona que se haya tratado sea lo suficientemente grande como para tener que estar bajo supervisión médica. Si no se realiza de forma ambulatoria.

El paciente puede retomar la actividad laboral habitual a los pocos días de la intervención, en general entre los días 3 y 5, los pacientes se suelen reincorporar al trabajo, aunque dependerá de la situación de cada uno y del área tratada en la liposucción.

Los primeros días es conveniente estar acompañado para poder resolverse bien y no hacer esfuerzos innecesarios. El paciente llevará una faja compresiva en la zona en la que se haya llevado a cabo la intervención durante un mes, ya que ésta ayudará a la que la piel del paciente se readapte de forma progresiva a la nueva situación. A veces es necesario colocar un drenaje en las zonas operadas para facilitar la eliminación de líquidos.

Es normal que la zona tratada esté inflamada, con hematoma y con una ligera sensación de dolor. Esto será tratado con analgésicos que harán que el dolor desaparezca prácticamente en su totalidad.

Se recomienda que se empiece a caminar en cuanto se pueda, bien por la propia vivienda o incluso dando ligeros paseos siempre acompañados.

¿Cómo son las cicatrices?

Las cicatrices de la liposucción son de pequeña longitud, entre 4 y 5 milímetros.

¿Cuándo se retiran los puntos?

Habitualmente, en Instituto Natividad Cano solemos retirar los puntos entre los días 7 y 10, aunque siempre hay que ver cada caso y cómo van evolucionando las cicatrices.

¿En qué casos está indicada la liposucción?

Como hemos comentado anteriormente, deben ser pacientes con puntos muy localizados de grasa donde podamos hacer la intervención de forma clara. Si la piel es muy laxa o con muchas estrías, no es buena candidata ya que su capacidad de adaptación tras la liposucción no será la que esperamos.

Cuando nos encontramos con un caso en el que vemos zonas con gran flacidez, la liposucción no es el tratamiento más adecuado, ya que puede empeorar la situación causando un agravamiento de la flacidez cutánea.

Como casi todas las intervenciones médicas, nunca será igual una paciente que otra, y el tratamiento, en este caso la cirugía, deberá ser personalizada siguiendo siempre un protocolo y otro, dependiendo de las necesidades y de las zonas a tratar.

Más artículos