Financiamos su tratamiento

Lobuloplastia o reconstrucción del lóbulo

A lo largo de la vida, la piel va dando de sí y si además ponemos cierto peso en algunas partes de nuestro cuerpo, este proceso se puede acelerar y podemos dañar seriamente dichas zonas.

Es el caso de los lóbulos de las orejas con los pendientes. Al poner pendientes largos, pesados o muy voluminosos vamos haciendo que el agujero vaya cediendo y haciéndose cada vez más grande.

Se puede dar casos extremos en los que el lóbulo directamente llegue a rajarse con la imposibilidad de volver a poner pendientes nunca más, pero hay una cirugía que corrige este problema y que hacemos en Instituto Natividad Cano.

Se trata de la lobuloplastia o reconstrucción de lóbulo.

¿En qué consiste la lobuloplastia?

La lobuloplastia es una cirugía sencilla, menor ambulatoria con la que reconstruimos y rejuvenecemos el lóbulo de la oreja o de ambas. El objetivo es recuperar la morfología original del lóbulo, ya sea porque lo tenemos irregular desde que nacimos o porque esté dañado por pendientes pesados o infección de piercing.

¿En qué casos está indicado la lobuloplastia?
  • Lóbulos excesivamente grandes.
  • Lóbulos rasgados.
  • Asimetría entre lóbulos.
  • Irregularidades
¿Cuánto tiempo dura la intervención?

La cirugía de la lobuloplastia en Instituto Natividad Cano es breve, tiene una duración de entre 30 y 45 minutos. Se realiza con anestesia local y la paciente hace vida normal desde el momento en el que termina la intervención.

¿En qué consiste el post operatorio de la lobuloplastia?

La recuperación es inmediata y la cicatriz es prácticamente invisible, ya que ésta se disimula con los propios pliegues de la piel de la oreja.

A la paciente se le hace la primera cura a las 48 horas y la retirada de puntos a los 10 días.

¿Más información?

La doctora Nati Cano nos muestra un caso clínico sobre lobuloplastia. Si tienes alguna duda ponte en contacto con el equipo de Instituto Natividad Cano.

Más artículos