Financiamos su tratamiento

Unidad Dermoginecológica, un diagnóstico completo del aparato genial femenino

Ecógrafo Instituto Natividad Cano - Instituto dermatología Natividad Cano
Ecógrafo Instituto Natividad Cano - Instituto dermatología Natividad Cano

En Instituto Natividad Cano somos pioneros en la integración de estas dos especialidades que abarcan el estudio y tratamiento de todo el aparato genital femenino dando solución a las múltiples patologías que afectan a miles de mujeres.

La mujer en la menopausia, la mujer tras el parto, la mujer tras el cáncer de mama, la mujer en el envejecimiento de la piel y las mucosas genitales está totalmente olvidada.

La patología del aparato genital femenino relacionado con la edad de la mujer adulta es muy difícil de tratar y gracias al diagnóstico y manejo de la Unidad Dermoginecologica, podemos diagnosticar y tratar estas patologías:

– Síntomas vulvovaginales producidos por la menopausia (sequedad, atrofia, molestias genitourinarias).

– Síndrome genitourinario de la menopausia

– Hiperlaxitud vaginal en el postparto.

– Incontinencia de orina leve.

– Rejuvenecimiento.

– Cirugía estética.

El láser vaginal nos va a permitir controlar estas patologías ginecológicas. El tratamiento consiste en aplicar minúsculos impactos de láser, separados por tejido sano.

Éste actúa estimulando la producción local de colágeno engrosando la vagina y mejorando su funcionalidad:

– Restaura el pH vaginal.

– Recupera el tono y la lubricación de la vagina

– Refuerza el tejido que rodea a la uretra, disminuyendo la incontinencia de orina.

Otras de las aplicaciones del láser vaginal son:

– Tratamiento de las lesiones del virus del Papiloma (HPV)

– Verrugas

– Cicatrices

– Liquen escleroatrófico vulvar

– Hipertrofia de labios menores.

– Himenoplastia, con el láser se puede restaurar el himen.

– Hiperpigmentación (exceso de pigmentación) en la vulva y el área perianal

– Siringomas múltiples.

Se trata de una cirugía mediada con láser que permite coagular y destruir. Lo hace de forma mínimamente invasiva, segura y eficaz, que se realiza sin anestesia, con la máxima precisión, sin incisiones y con la que se hace vida normal de forma automática. No hay ningún tipo de dolor, ya que la vagina no cuenta con terminaciones nerviosas.

Una sesión dura entre 10-15 minutos, y en la mayoría de los casos 3 sesiones son suficientes.

Este tratamiento se debe realizar siempre tras un adecuado diagnóstico valiéndonos de la mejor aparatología diagnóstica (ecografía genital, citología triple screnning y determinación de virus de papiloma…) y con la técnica más puntera: el láser CO2 ablativo fraccionado y continuo.

Gracias al láser CO2 podemos dar solución a las patologías dermoginecológicas; ya que la unidad de dermatología y ginecología van de la mano para obtener los mejores resultados en un periodo corto de tiempo, con los profesionales más rigurosos y con la mejor aparatología del mercado médico y científico.

Más artículos