Financiamos su tratamiento

Dermatoscopia digital

¿Qué es la dermatoscopia digital?

La dermatoscopia es una técnica diagnóstica visual, sencilla de realizar, no dolorosa y muy útil para diferenciar entre los tumores de la piel benignos y malignos.

Se realiza mediante el dermatoscopio que es un aparato que está formado por una fuente de luz, unas lentes de aumento y un sistema óptico especial que hacen que la capa más externa de la piel (la capa córnea) se torne traslúcido permitiendo la visualización con detalle de estructuras localizadas en la epidermis, la unión dermoepidérmica y la dermis superficial, que no son visibles a simple vista.

Cuando el paciente tiene un número pequeño de lunares podemos controlarlos con el dermatoscopio manual, pero cuando el paciente tiene muchas lesiones pigmentadas es muy complicado hacer un control de su evolución, y es ahí donde demuestra su utilidad la dermatoscopia digital.

La dermatoscopia digital se realiza con un dermatoscopio acoplado a un ordenador con un programa que permite el control digital de las imágenes adquiridas. Con él se adquieren las imágenes en un formato digital y posteriormente se manejan, se comparan con las anteriores y se manipulan mediante el programa informático.

En el Instituto Natividad Cano contamos con el mejor y más novedoso, el FotoFinder ATBM master. Sin duda, es la mejor forma que tenemos para detectar de forma precoz tanto el melanoma como los cánceres de piel no melanoma.

Éste realiza primero un mapeo corporal total y automatizado (ATBM) de todas las lesiones y sobre ellas se realiza la dermatoscopia, es decir, se analiza cada uno de los lunares en profundidad. La dermatoscopia digital debe repetirse cada 6/9/12 meses dependiendo del paciente y es ahí donde mediante el FotoFinder se podrá comparar con una alta precisión las imágenes conseguidas en cada una de las visitas del paciente detectando cualquier cambio existente.

¿En qué personas está indicada la dermatoscopia digital?
  • Pacientes que han tenido previamente melanoma o cáncer cutáneo no melanoma.
  • Personas que tienen muchos lunares, ya que es un dato a favor de que puedan tener alguna malignización.
  • Personas de piel y ojos claros que se queman fácilmente con el sol.
  • Personas que presentan muchos signos de daño solar en las zonas fotoexpuestas.
  • Familiares directos de personas que han tenido un melanoma.

Previous
Next
TIEMPO

45 minutos

ANESTESIA

No

SESIONES

1

DURACIÓN

Alta

RESULTADOS

Inmediatos

¿Necesitas más información?